¿Qué se ha encontrado en Encélado?

Esta semana, la NASA nos trae noticias desde el exterior de nuestro sistema solar, la sonda Cassini, en su exploración por Saturno y sus lunas ha encontrado algo muy interesante relativo a la posible existencia (o no) de vida en otros lugares del sistema solar, ¿pero qué significa todo esto? ¿Dónde están los seres verdes con antenas?

Para entender todas estas noticias y no caer en frivolidades, pongámoslo todo en contexto:

Dónde: Encélado

Detalle de la superficie helada de Encélado

Detalle de la superficie helada de Encélado. Foto: NASA/JPL-Caltech/Space Science Institute

Encélado es un satélite natural que orbita a 285.000 km del centro de Saturno, es el sexto en tamaño, con un diámetro aproximado de 500 kilómetros, bastante pequeño si los comparamos con los 12.742 km de la Tierra o los 3.474 km de la Luna.

Pese a ser descubierto por Herschel a finales del siglo XVIII y ser visitado por las sondas Voyager en los años 80, no hemos empezado a saber más de este satélite hasta que fue visitado por la sonda Cassini en 2005.

Según los estudios hechos en los últimos años por la sonda Cassini hemos podido saber que Encélado es un satélite geológicamente activo. Su superficie está completamente cubierta de hielo con zonas viejas marcadas por cráteres de impactos de otros astros y zonas más nuevas creadas más recientemente (en astronomía esto son unos cientos de millones de años). También se ha observado actividad criovolcánica (volcanes de hielo en vez de lava) y géiseres, chorros de agua que salen disparados a través de volcanes y grietas en su superficie.

Detalle de la actividad geológica de Encélado

Detalle de la actividad geológica de Encélado. Imagen: NASA/JPL/Space Science Institute

A través de estos estudios se ha podido saber que Encélado tiene un núcleo rocoso, sobre el cual se encuentra un océano de agua líquida que se hiela en su superficie creando una corteza de hielo, que a su vez crea una capa aislante manteniendo el océano en estado líquido.

Ilustración sobre la posible estructura de Encélado

Ilustración sobre la posible estructura de Encélado y detalles de su actividad. Ilustración: NASA/JPL-Caltech

Quién: la sonda Cassini

Cassini es una sonda espacial que fue lanzada en octubre de 1997 por la NASA y que se introdujo en la órbita de Saturno en Julio de 2004. Su misión (todavía en curso) es estudiar la estructura del sistema de anillos de Saturno, las nubes de su atmósfera y la superficie de algunos de sus satélites, en especial Titán, para el que llevaba un aterrizador que se posó sobre la superficie del satélite (Titán) el 14 de enero de 2005. Tras completar su misión primordial, Cassini siguió estudiando el sistema de Saturno y lo seguirá haciendo hasta su final, en septiembre de 2017.

La sonda Cassini durante su ensamblaje. Foto: NASA/JPL-Caltech

Cómo: volando a través de géiseres

Cassini fue la sonda que descubrió esos grandes géiseres que salían de la superficie de Encélado y que por tanto nos podían dar una idea de lo que se podría encontrar debajo del hielo. Tras determinar las zonas más activas y los lugares en los que se producen esos grandes chorros de agua, Cassini hizo un vuelo a través de uno de esos géiseres cerca del polo sur de Encélado. En su paso a través de la nube de agua y hielo, Cassini pudo “oler” e inspeccionar qué hay debajo de la capa de hielo.

Ilustración de la sonda Cassini pasando a través de los géiseres. Ilustración: NASA/JPL-Caltech

Qué: Hidrógeno molecular

Lo que se ha encontrado en ese agua es Hidrógeno molecular, es decir H2, una molécula compuesta por dos átomos de Hidrógeno.

Esquema de una molécula de Hidrógeno

Seamos sinceros, a primera vista puede parecer un descubrimiento decepcionante, sobre todo por que cuando se nos presenta la “posibilidad de vida” en cualquier otro lugar del universo, nos esperamos encontrar unos bichitos verdes con antenas que se mueven en platillo volante…

Por qué es importante este Hidrógeno

El secreto está en lo que significa este hidrógeno: la combinación de agua líquida, Hidrógeno molecular y dióxido de carbono en disolución en el agua crean un ambiente ideal para la aparición de vida microbiana. Este tipo de vida ya existe en la Tierra, dónde microbios que viven cerca de fuentes hidrotermales se alimentan de ese hidrógeno y del dióxido de carbono conviertiéndolos en metano (CH4), además, se cree que la vida en nuestro planeta empezó de una manera similar a ésta, de ahí la importancia de este descubrimiento.

Sin embargo, el descubrimiento de tal cantidad de Hidrógeno puede ser también una no tan buena noticia, ya que si hubiera microorganismos en los oceános de Encélado, deberíamos encontrar los resultados de esas reacciones químicas, es decir, deberíamos encontrar menos Hidrógeno (ya que los microorganismos lo habrían consumido) y más resultados de esas reacciones (como el Metano).

Conclusión

No se ha encontrado vida en Encélado (lo sentimos), pero sí que se ha encontrado un sistema ideal en el que vida microbiana podría subsistir de la misma manera que lo hacen en la Tierra o de la misma manera que lo hicieron otros microorganismos hace varios miles de millones de años en nuestro planeta y que tras miles de millones de años de evolución han dado lugar al planeta que conocemos hoy.

Lamentablemente no sabemos mucho más, Cassini terminará su misión pronto y habrá que esperar a que se envíen más misiones, quizá alguna que incluso aterrice cerca de alguna grieta en Encélado y pueda estudiarlo con más detenimiento.

Además, Encélado no es la única luna con características de este tipo, ya que Europa, una de las lunas galileanas de Júpiter también contiene un océano oculto tras una capa de hielo, que de vez en cuando también se agrieta y expulsa grandes cantidades de agua al exterior, y para esta luna ya se están preparando misiones como la misión JUICE de la ESA.

¡Habrá que tener paciencia!


Foto de cabecera: NASA/JPL/Space Science Institute

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *